Header Ads

Faltan mecanismos que garanticen el cumplimiento de las leyes




En Bolivia existe una serie de normas que buscan proteger a los adultos mayores, pero hacen falta mecanismos que garanticen el cumplimiento de estas leyes. Por ello, los adultos mayores piden a las autoridades que les brinden estas herramientas para que no se vulneren sus derechos.

De acuerdo al censo de 2012, el 8,9 por ciento del total de la población boliviana es adulta mayor, se prevé que para el 2030 este sector ascienda a un 14 por ciento y a un 23 por ciento en el 2050.
El 26 de agosto se conmemora en todo el territorio boliviano, el Día de la Dignidad de las Personas Adultas Mayores, instaurado por el Decreto Supremo Nº 0264, que instruye a las entidades públicas que trabajan en favor de este sector de la población, a programar y desarrollar brigadas de salud, jornadas de integración, actividades culturales y de recreación para sensibilizar y promover el respeto a las personas adultas mayores.

“Los adultos mayores continuamos contribuyendo a nuestras familias, a toda la sociedad en su conjunto y es importante que no sólo en esta fecha se visibilice a los adultos mayores, sino todos los días”, declaró Carlos Loza, presidente de la Asociación Nacional de Adultos Mayores de Bolivia (Anambo).

De acuerdo a Isabel de Castro, miembro de Anambo, las normas aún no se cumplen a cabalidad. “Tenemos leyes, pero todavía no tenemos un mecanismo que las haga respetar. Por eso solicito a las autoridades implementar medidas que garanticen el cumplimiento de nuestros derechos”, aclaró de Castro.

Vulneración de derechos

Pese a la normativa existente, durante el 2013, el Defensor del Pueblo registró a nivel nacional  3.243 casos de vulneración de derechos de adultos mayores, de los cuales 1.391 se cometieron por su condición, siendo el segundo grupo con más denuncias después de las mujeres.

El maltrato, abandono, despojo de bienes, además de dificultades en el acceso a documentos de identificación, son los mayores problemas que enfrentan este grupo etáreo en el país, según el Defensor del Pueblo. Además, recordó que en muchos de los casos los mismos familiares o allegados son los principales agresores de sus derechos.

Los 34 Centros de Orientación Socio Legal para personas mayores en el país, hasta septiembre del pasado año, registraron cerca de 11.500 denuncias de vulneración de derechos, entre las que sobresale el maltrato físico y psicológico y el despojo de bienes de parte de la familia y la comunidad.

Derecho a ser reconocidas

Javier Castro, director de HelpAge International Bolivia, afirma que las personas mayores tienen el derecho a ser reconocidas por el gran aporte que realizaron y continúan realizando al desarrollo económico, político y social del país. “Nuestro país al igual que el resto del mundo está envejeciendo, y esto hace aún más importante el trabajar y apoyar la defensa, protección y exigencia de los derechos de los adultos mayores, impulsando políticas públicas que les favorezcan y promoviendo su cumplimiento. Creemos que la promulgación de la Ley General de las Personas Adultas Mayores el año pasado fue un hito importante. Ahora queda trabajar desde todos los sectores sociales para hacer de la normativa una realidad. Además, celebramos la reciente convocatoria de la primera reunión del Consejo de Coordinación Sectorial por una Vejez Digna.

Esperamos que sea una instancia que escuche y ayude a responder a las demandas de la sociedad civil. Nuestras puertas están abiertas para trabajar con el Consejo, instancias públicas y privadas y sociedad civil para conseguir el cumplimiento de la norma”, concluyó Castro.

Marco legal vigente

Entre el marco legal vigente, se puede mencionar la Ley 3791 denominada Renta Dignidad, que brinda una pensión vitalicia y universal; la Ley 475 del Seguro Integral de Salud; la Ley 1886 de Derechos y Privilegios y la Ley General de las Personas Mayores Nº 369 que está basada en los artículos 67, 68 y 69 de la Constitución Política del Estado, que establecen el derecho de las personas mayores a una vejez digna, con calidad y calidez humana.

HelpAge International es una organización no gubernamental con 30 años de experiencia que trabaja en temas de vejez y envejecimiento desde un enfoque de derechos y desarrollo. Tiene presencia en más de 75 países alrededor del mundo a través de una red de organizaciones afiliadas.

En Bolivia HelpAge trabaja, desde 1991, centrada en el fortalecimiento de capacidades, asistencia técnica y la facilitación del diálogo entre las personas mayores con instancias de gobierno nacional y local, instituciones públicas, privadas y agencias de cooperación de las Naciones Unidas.

“A través del trabajo en red con nuestros aliados y contrapartes, hemos logrado promover grandes avances en el cumplimiento de los derechos de las personas mayores y la implementación de políticas públicas que favorecen a este sector de la población”, manifestó.

Adultos activos

La actividad es un factor importante para la autoestima de los bolivianos por encima de los 55 años. El 90 por ciento de ellos tienen obligaciones a diario que los mantienen ocupados y para cerca de la mitad (47 por ciento) son tantas sus obligaciones, que no tienen el tiempo suficiente. Así lo demuestra la última encuesta de Equipos Mori, realizada por encargo de Kimberly Clark Bolivia, a través de su marca Plenitud, especialista en productos para el cuidado de los adultos mayores.

Según el estudio elaborado en el eje troncal más El Alto, el nivel de actividad de la persona va bajando con factores como la edad y el nivel de estrato socioeconómico. Segmentados por el lugar de residencia, los abuelos más ocupados están en La Paz y los menos activos en Cochabamba y El Alto.



DATOS HELPAGE

Niveles de pobreza. Los resultados de la encuesta a hogares con personas adultas mayores y cercanas a los 60 años - EPAM 2011, señalan que el 52% de las personas mayores vive en pobreza moderada, porcentaje que es menor en el caso del área urbana con un 48,2% y aumenta en el área rural con un 59,2%. La incidencia de la pobreza en este sector poblacional tiene un impacto importante sobre sus condiciones de vida, salud o su capacidad para vivir de forma autónoma.

Acceso a servicios de salud. En la vejez las capacidades físicas y sensoriales tienden a deteriorarse y los servicios de salud deben responder a este proceso que requiere atención especializada. En Bolivia el 82% de las personas mayores afirman que utilizaron alguna vez su seguro de salud, sin embargo, el maltrato en la atención y la falta de medicamentos son factores que dificultan el acceso al servicio.

Analfabetismo. Las personas mayores tienen niveles bajos de educación. El 29,8% es analfabeta y de ese porcentaje un 31,2% son mujeres.

Trabajo. La falta de políticas públicas que respondan eficazmente a factores como el desempleo y la migración de las generaciones más jóvenes a las ciudades o al exterior del país, afectan las condiciones de vida de las personas mayores. Esta situación obliga al 54,4% de la población mayor a continuar trabajando para sobrevivir y, en muchos casos, para mantener a los familiares que quedan a su cargo.

Pensiones. En Bolivia sólo el 17% de las personas mayores recibe una pensión por jubilación. Sin embargo, existen políticas que intentan mitigar esta situación, como la Renta Dignidad, una pensión no contributiva destinada a todas las personas mayores de 60 años, que registra una cobertura del 91%, pero que pese a su universalidad aún no cubre al total de adultos mayores principalmente por la falta de documentación.

Los Tiempos

No hay comentarios

Te invitamos a publicar tu duda, consulta que tengas en mente hacerlo o quizá complementar a la información respectiva.

Con la tecnología de Blogger.